EDUCANDO AL CACHORRO...

Es muy importante para un cachorro aprender las reglas de la casa y disciplina básica. Para eso debemos crear un ambiente de confianza donde nuestra mascota obedezca por un deseo de complacerlos en lugar de hacerlo por temor al castigo.
Es por esto que nuestras ordenes deben tener un tono de autoridad más no de amenaza o de pedido. Es necesario señalar que un perro temeroso aprenderá poco y mucho más lento que uno que es tratado como parte de la familia.

Aprendiendo a usar “el baño”:
Hacer que su cachorro aprenda a no usar las alfombras como baño, no es difícil. La idea no es castigar estos “accidentes” sino prevenir que ellos ocurran.
Los cachorros necesitan salir al “baño” cada vez que terminan de comer o de jugar y tan pronto se despiertan. Deben ser sacados al lugar deseado inmediatamente después de estos eventos, tres minutos después ya es ¡demasiado tarde!...
También deben de ser llevados al jardín cada veinte o treinta minutos de estar dentro de casa. Esto asegura que el cachorro tenga suficientes oportunidades de hacer sus necesidades en el área deseada. Acompáñenlo siempre y motívenlo a realizar este acto mediante una palabra específica y repítansela mientras dura el “acontecimiento“. Tan pronto termine felicítenlo efusivamente con caricias y haciéndole saber que lo ha  hecho bien.
 ( Ejem.: ¡muy bien! ).
De ocurrir un “accidente” dentro de casa, no froten la nariz del perro contra sus deposiciones, no lo castiguen ni griten de manera amenazante y nunca agredan al animal con un periódico o algún otro objeto.
Tampoco utilicen el nombre de su mascota para llamarle la atención  (ustedes no quieren que el perro se espante cada vez que lo llamen por su nombre).  Mientras limpian este accidente, utilicen la palabra “malo” como sonido de desaprobación, ya que la palabra “no” es utilizada frecuentemente en muchos contextos.
Por último, recuerde siempre que si su cachorro dejó algún recuerdo al interior de la casa, es porque ustedes no lo sacaron la cantidad de veces necesarias.  Sean más dedicados y el entrenamiento funcionará por sí solo.
Tengan presente que, por naturaleza, los perros prefieren utilizar el baño al aire libre.
No morder los muebles:
Asegúrense que su perro tiene la dieta apropiada (un buen alimento balanceado) o consulte con el veterinario para saber cuál es el alimento ideal para su mascota.  Proporcione a su mascota juguetes u otros elementos para morder y entretenerse. En el caso de los cachorros que están cambiando los dientes, una toalla atada con un nudo, totalmente mojada y luego congelada les proporcionará un gran alivio.
Para desalentar al perro a morder determinados objetos (muebles, cables, etc.) pueden colocar en los mismos algo de pasta de dientes u algún tipo de cítricos o sustancias amargas. Hoy existen en tiendas especializadas diversos productos para este fin.
No escarbar:
Usualmente, los perros escarban porque están aburridos o son ignorados.
Puede enseñarle a su mascota donde está permitido escarbar, como una caja con arena o algún sector del jardín y dejar algunos juguetes en el lugar. Mantenga las uñas del perro bien cortadas.
No empujar o saltar:
No permita que su mascota se pare en dos patas a saludar. Haga que todos en casa se agachen para saludar al perro, así evitaremos que salte. De persistir esta conducta, empújelo suavemente con la rodilla (a la altura del pecho) a la misma vez que utiliza el término “malo”  y colóquelo en posición de sentado. Una vez hecho esto, felicite efusivamente. De esta manera, el perro asociará que si le salta a la gente, será rechazado. Pero si se sienta al lado, recibirá mucho cariño.

Recomendaciones:
1- Cualquier corrección o estímulo que le de a su mascota, deberá ser dentro de los tres (03) primeros segundos. De lo contrario, el perro no asociará porque está siendo premiado o corregido.
2- Verifique la procedencia de los juguetes de su mascota. Muchos de estos no son aptos para animales debido a la toxicidad de sus componentes.
3-Nunca fume cerca de su mascota. Alrededor de 250,000 perros mueren anualmente por enfermedades asociadas a este hábito.

Cualquier duda o inquietud,  pueden contactarse  con nosotros ó acercarse al Club  Elite K-9 en La Molina.